jueves, 1 de octubre de 2009

Los nuevos niños, mis hijos, y los tuyos tambien!!

Transitando por la experiencia de  tener un hijo en edad preescolar, y batallando estoícamente con las constantes "quejas" de su maestra por la "incapacidad" de adecuarse al ritmo educativo impuesto, he comenzado un trayecto de búsqueda de respuestas, pues mi hijo, a mis humildes ojos ES UN GENIO.
No estoy afirmando que conozca de historia Europea, ni la denominación de las monedas del mundo, ni realice cálculos matemáticos de alto rigor y complejidad. Mi hijo es un genio, porque toda y cada una de las actividades que proporcionan en su escuela, son pesadas y aburridas para el, pero en el momento de aceptar que es una "oblgación" (Impuesta por la rama docente, lo que a mi parecer es ya una técnica/táctica educativa obsoleta y aburrida, como bien lo interpreta mi hijo.) las realiza con toda habilidad y con muchas respuestas que dejarían a más de uno atónito.
Les voy a comentar un  ejemplo.
Vayamos a situarnos en el contexto. Clase de 1º grado. Tema: la letra "F" - Tarea: Colorear una serie de imágenes que representan a palabras que comienzan con la mencionada letra.Imágenes contenidas: foca, fantasma, fideos, oso, dedo, nena.
Francisco ha coloreado todas las que comienzan con F, pero, la maestra lo reprueba, porque el fantasma no presentaba color. Al llegar a casa le pregunto a que se debe que lo hayan reprobado en su tarea, y me contesta que no sabe. Deduciendo el pensamiento de la maestra, le digo - te ha faltado colorear el fantasma hijo- a lo que el responde, mamá, los fantasmas son blancos!! Tal y cual estaba en la imagen del papel.
Por este y muchos otros ejemplos he dado con la respuesta.
Mi hijo, y puede ser tu hijo, NO esta incapacitado, el modelo educativo actual es el que no ha sabido reacomodar y reacondicionar su estructura para este nivel de conciencia de los niños de hoy.
Mi hijo sabe y explica que es un ser espiritual en un cuerpo humano, que su cuerpo será mortal mas no su alma, que la energía que entregamos es la que nos vuelve, que el aire el agua animales y plantas son nuestros hermanos puesto que dan y son vida.
Francisco es muy capaz, como muchos en su genración y las que le siguen, seremos capaces nosotros de darnos cuenta de que estos niños NO necesitan pastillas para la hiperactividad?

Laura Risso.-

--------------------------------------------------------------------------------------------------------




Cuando en 1970 surgió el Movimiento pro Desarrollo de la Inteligencia, hoy llamado CREÁTICA, todavía no se hablaba de los NIÑOS ÍNDIGO. Pero estaban apareciendo cada vez con más frecuencia, niños sorprendentes que en nada se diferenciaban biológicamente de los demás niños, pero que psicológicamente eran anormales por exceso, comparados con sus similares.

Destacaban por su limpieza mental, su aceleración vital, su madurez temprana en el campo de las ideas, aunque no en las faenas escolares, su capacidad crítica un tanto cáustica y mordaz, su descontento con el sistema educativo, su fácil manejo de los instrumentos electrónicos, y sobre todo, una visión distinta de la vida y un rechazo a las tareas rutinarias. Niños que estaban apareciendo con una personalidad muy definida, sin posibilidad de diagnóstico, porque cada uno era diferente, y a los cuales no se podía aplicar el clásico C.I. (cociente intelectual), no porque fueran más inteligentes, sino porque ellos estaban en otra onda.

Nunca habían aparecido tantas y tales excepciones juntas en la Historia de la Psicología. Durante siete años se trabajó, aislando primero el problema, y buscando después una forma de aliviar su situación a estos “niños precoces”, como los denominábamos.

El equipo empezó a sospechar en un principio que eran niños excepcionales que en la lotería de la naturaleza habían sido premiados. Nos resistíamos a aceptar su normalidad. Buscábamos clínicamente síntomas y detalles de anormalidad. Hoy es-tamos convencidos de que es a éstos a quienes hay que mirar y de quienes hay que esperar, porque son los que van a configurar las sociedades del futuro, para un mundo más humano.

Pero todavía sospechábamos que estos niños eran fruto de la tempestad de información de los medios masivos de comunicación y de la proliferación de los juegos electrónicos. Por eso de-jamos de llamarlos “niños problema”, y pasamos a llamarlos jocosamente “Niños Nintendo”, los que hoy serian llamados niños internet.

Pero resulta que aparecía este fenómeno en niños que no recibían tempestades electrónicas. O sea, había que admitir que era un fenómeno de nueva adquisición, y nos negábamos a pensar siquiera en la más leve sospecha de mutación genética. Los estudios de laboratorio parecen estar en esta onda de la que, como no somos especialistas en la materia, preferimos no opinar.

Se está notando y certificando en esta tres últimas generaciones un inicial y potente cambio estructural a nivel psicobiológico en los niños. Es una lástima que, a nivel oficial, las escuelas y los colegios privados estén todavía enfrentándose a estos niños, y tachándolos de “sujetos problema”, y hasta de enfermos emocionales o tocados de una cierta psicopatía. Son unos niños muy diferentes a los niños que fuimos nosotros en nuestra infancia. 


Te interesa saber más? Considerás una puerta nueva para revalorizar a tu hijo? Te comparto lo siguiente:


Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)