lunes, 11 de mayo de 2009

¿Donaciones para Charata?

 
Theresa Durnbeck
Nueva Directora de Casa del Chaco.
Coordinadora de la Agencia de Inversiones, Comercio Exterior y Relaciones Internacionales del poder Ejecutivo

En medio de toda esta campaña, pensando en el porqué de algunas cosas, y al estar al tanto de algunas otras por vivencia propia, me cuestionaba sobre la importancia de la conciencia moral y social, sobre el amar a los demás. Es una lucha árdua. He recorrido el camino a veces acompañada por quienes parecían ser, y de repente y como por arte de magia, me sorprendo al ver que no, es solo una hermosa fachada, una careta solidaria que en realidad no existe.
¿Realmente a todo hay que encontrarle un provecho personal?
No es un sentimiento que inunda el alma de cualquiera el dar por el hecho simple de mejorar el mal pasar de algunos que no pueden obtener mas en sus vidas?
Recibí un correo, entre toda esta maraña de dimes y diretes, que sacan en limpio los pensamientos anteriores:
hola Laura!
Yo te diría que donde tenés :"dónde llevar donaciones", en el blog, saques la Casa del Chaco, porque no hay cartelito que valga. Me aclaró Marta Vega que todo va a Resistencia, porque "no hay plata" para mandar a destinos predeterminados.Ahí lo reparten (no sé quién ni cómo) con una supuesta lista que "alguien" tiene con las necesidades. 
El ejemplo que me dió es: si "alguien necesita zapatos, se le dan zapatos".
Bueno, con toda la pena te digo que no sé QUIEN SE OCUPA DE CHARATA.
Y ahí está mi paquetito, que me ofreció que lo vaya a buscar, pero yo no quiero "mi paquetito", él sólo es una parte -que se identifica porque lo lleva escrito, nada más- de tantas cosas que no llegan.
Te mando un beso
A.
* Hubo muchas intenciones, de muchas buenas personas, entre ellas Marta Vega, de Casa del Chaco, pero cuando los caminos se cortan, cuando prevalece el bien propio, y autoridades competentes solo ven a quienes pretendemos colaborar de corazón, como una molestia, y nos niegan la posibilidad de estrechar el lazo de las distancias, para unir las fuerzas, me vuelvo a preguntar:
¿que más prentenden señores y señoras? ¿Que buscan? ¿Mas hambre, miseria, desunión, desinterés?
No voy a entrar en el juego del que me importa.
Aclaro que voy a seguir peleando desde acá, como pueda, aunque me enrede en situaciones como esta.
Y sin tiente político me pregunto... ¿Las donaciones para Charata, depositadas en Casa del Chaco, DONDE ESTÁN? ...pero solo vuelve un eco, que retumba todavía... ¿donde está la solidaridad?

Si desean seguir informándose acerca de esta historia de novela sobre la Casa del Chaco, que me dejó helada,pueden seguir con esta nota: (Reflexión: Mucha capacitación o títulos, no conlleva a actuar en consecuencia. Sin conocer en persona a esta gente, que hoy es parte de esta institución, puedo vislumbrar que las cosas no se hacen como se deben. Que bueno sería que expliquen un poco de la situación.)

Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)