miércoles, 25 de febrero de 2009

Vivir en ComUnidad

Repensando la idea de futuro que deseo para mis hijos, abrazada a mis ideales socialcomunistas, e indagando en diferentes culturas y sus modos de vivir, he explorado en los kibbutz.
Sumando esto a mi escueta educación teológica o religiosa, y mi ansias de un porvenir provechoso para mi descendencia, investigué un poco acerca del modo de vida de las personas que componen estas comunas agrícolas israelitas (Tal como lo define Wikipedia).
Sus ideas de comunidad y trabajo escalonado pero con bases en principios como la necesidad particular de cada familia integrante del mismo, contraria a la idea capitalista rigurosa en la que estamos inmersos los Argentinos, me entusiasmó.
No es negable el hecho de que la idea de la obligatoriedad de que a los 18 años los jovénes deban alistarse en el ejército, en una zona donde la guerra que levanta contra los judiós el Grupo Hamas, me asusta de sobremanera.
Repasando un poco cada cuestión y planteamieto de este método de organización y forma de vida, me pregunto que tan capaz de integrarme a ellos, que tan desarraigada puedo llegar a ser, que tan altruista, tan entregada al bien común...Y vuelvo a pensar, que en el sistema de vida que llevamos hoy, no hay nada asegurado, ni educación (Atada a las capacidades económicas), ni salud (Atada a la necesidad de una obra social, solo otorgada a trabajadores legalizados, y donde la masa de obreros que cobra sus haberes en negro no tiene opción.) ni el alimento básico indispensable, para cubrir las demandas físicas no son derechos reconocidos y cumplidos por el gobierno, lamento el deber de reconocer que el futuro de las generaciones solo depende de su capacidad de adaptación a una comunidad que se rige por la ley de la selva y el sálvese quien pueda (Pisando las cabezas que sean necesarias, aunque sea una vez, para pararse para todo el viaje.) Creo que sería capaz de abrirme a la idea de cambiar de rumbo, de guarecerme en tierras entregadas al pueblo elegido, y ampararme en su abrazo fraternal para sentirme parte de ellos, en pos de un ideal de común unidad.
Seguiré investigando hasta convencerme, y veré la posibilidad de concretarlo. Puede que vivir allí me entregue la tranquilidad de un futuro algo mas cierto.
 
Kibbutz Hatzerim
Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)