sábado, 8 de mayo de 2010

Cuando un hijo se vá.

de TERESA ALARCON AGUIRRE
De corazón, un hijo es un obsequio
que DIOS un día nos presta,
y que por un corto tiempo a unos padres, nos lo deja.

Y lo atamos tan fuerte
que cuando llega el momento,
es imposible soltarlo
nos parece que es nuestro.

Es de DIOS, pues nos lo presta
¡Pero el cariño de un padre,es tan fuerte, es enorme!
¡No hay cariño que lo iguale!

Y no queremos soltarlo
¿Cómo soltar a un hijo
nuestra ilusión y alegría
nuestro tesoro y cariño?

¡Imposible! ¡No se puede!
Es un trozo de ti misma.
y aunque un hijo sea malo tu actitud será la misma.

¿Verdad que vosotros padres me entendéis perfectamente?
Un hijo nunca se olvida
siempre está en nuestra mente.

¡Ven siempre a nuestro lado Madrecita Virgen Buena!
No nos dejes nunca solos
cuando nos llegue, esta pena.

TÚ que también Madre fuiste,
TÚ que sabes comprendernos: ¡Ayúdanos Madre Buena,
porque es triste, no entendemos!
*****
¡HASTA EL CIELO CARIÑO!

Bookmark and Share
Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)