martes, 23 de marzo de 2010

Cuando el dengue..sigue ahí.

Queridos mios, luego de haber pasado una temporada muy dura, y de haber vivido una epidemia muy de repente, sin estar preparados en lo absoluto...
Les recuerdo que el dengue es una enfermedad que no se corta de una temporada a otra, que es necesario para ello un nivel óptimo de control del vector que la transmite, y en nuestro país no he conocido un solo lugar donde hayan eliminado al dengue de un momento a otro.
Una vez que ha llegado a nuestro lugar, la tarea es constante, duradera, y debe ser responsable y consciente. Todos somos uno, pensemos no solo en nosotros y nuestros allegados, porque el dengue nos permite abrirnos como comunidad entera, como unidad, entonces, prevengamos en pos la salud de TODOS.


Les recuerdo que no es necesario un comunicado "oficial" de Salud Pública para saber que el dengue sigue aquí, o allí...el dengue sigue, realmente lo hace.


No soy médica, pero he leído y veo Aedes Aegipty volar alrededor, sé que hay casos silenciados, son evidentes por sus síntomas, así como son más fáciles de "manejar" desde la negación de las autoridades.

Repasemos:
  • El mosquito transmisor es rayado, sus patas tienen rayas blancas y su lomo también. El que "pica" es el mosquito hembra, al necesitar sangre para proceder a la deshovación para perpetuar su especie.
  • El repelente es el mejor y mas simple método de protección ante la aparición de estos bichitos.
  • La fiebre, el dolor corporal, la falta de apetito,las manchas en la piel y el cansancio permanente son algunos de los síntomas, antes los cuales sigo recomendando el uso de repelentes y la consulta urgente al médico de confianza, que nos dará el tratamiento y diagnóstico adecuado.
  • El reposo y el aislamiento en momentos de estar seguros de ser portador del virus son lo recomendable a la hora de evitar seguir con la cadena de contagio.
  • Tomar mucho líquido y no utilizar aspirina bajo ningún motivo.
  • Ser insistente, preocuparse seriamente por la salud, al sospechar estar con dengue, recordando que somos los artífices de nuestra realidad, creemos salud, cuidándonos.
  • Y ante cualquier duda, cuentan con una mujer que puede estar a su lado, acompañándolos y despejando sus dudas, con todo mi amor.
Namasté, los amo.
Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)