jueves, 16 de abril de 2009

Repelentes alternativos, caseros y económicos contra DENGUE

Estos son varios productos, fáciles de adquirir, que nos pueden ayudar a la hora de no conseguir, por el motivo que fuere, algún repelente comercial.
Recuerde que difundir es colaborar solidariamente.




Eucaliptus

  • Se cuecen unas hojas de eucalipto.
  • Se cuelan y el líquido que se obtiene se vierte en recipientes pequeños.
Colocarlos en todas las habitaciones y en las estanterías de los armarios.







Lavanda

  • Mezclar aceite lavanda con algún aceite o crema corporal.
Aplicar sobre todo el cuerpo. Su aroma es muy agradable.







Albahaca
  • Colocar varias plantas frescas en las ventanas de la casa.
  • También se puede vaporizar en un quemador dos o tres gotas de su esencia.







Aceite de Almendras

  • Mezclar 100 ml. de aceite de almendras dulces.
  • Agregarle 20 gotas de esencia de albahaca y 20 de esencia de geranio.

Untar sobre la piel, no tiene contraindicaciones. Es apto para niños y bebés.




Manzanilla
  • Frotar manzanilla sobre la piel.
  • Mezclar manzanilla con aceite de bebé.
Utilizar como humectante para la piel.
Remedio de los indios para repeler mosquitos.






Clavo de olor
  • 1 botella de alcohol
  • 1/2 frasco de aceite Johnson o cualquiera de bebé, para no resecar la piel.
  • unos 30 clavos de olor en infusión por algunas horas.

Esta receta fue transmitida por personas de una colonia de pescadores de Muriquí, Brasil, que nunca tuvieron dengue .
Es excelente porque no intoxica y puede ser usado sin problemas.
Se trasnforma en un excelente repelente casero.


Todas son prácticas baratas
¿vamos a divulgar?


Me complace que hayan elegido emprender este viaje conmigo. Es mucho más fácil y mucho más divertido con ustedes que sin ustedes. (Neale Walsh...y yo.)